La importancia de la salud dental

La importancia de la salud dental

Más allá de ser una cuestión de estética, lo es también de sanidad

 

Está claro que lo primero que hay que hacer para cuidar nuestra salud dental es cepillarnos los dientes después de cada comida pero ¿y si la cuestión no fuese tan sencilla?. En la salud bucal influyen el tipo de cepillo dental y su dureza, el dentífrico que usamos, la forma de cepillarnos o si utilizamos o no colutorios, seda dental y otros accesorios. E incluso la calidad mejor o peor de todos esos productos.

 

Cómo cepillarse los dientes de forma correcta

Es muy importante recordar siempre insistir en esas zonas de acceso más difícil. Son las grandes olvidadas y por tanto las más peligrosas porque no las cepillamos bien; y que el cepillo sea de dureza suave o media. Además después de cada cepillado habría que procurar usar seda dental entre los dientes o cepillos interdentales para cuidar los dientes. Es habitual notar un ligero sangrado que puede ser un aviso de un problema de encías. Es necesario visitar al dentista al menos una vez al año; aprovecha esta visita para comentarlo. Y recuerda que debe ser un movimiento suave.

 

Al terminar habría que emplear un colutorio, puedes consultar en la farmacia cuál es el más indicado para ti, pero se puede recurrir también a un remedio natural y puede que más efectivo como es el agua oxigenada diluida en agua (en una proporción de una parte de agua oxigenada y tres partes de agua) porque ayuda a desinfectar la boca y de paso tiene efecto blanqueador.

 

Cepillarse los dientes después de beber

Si consumimos alcohol o refrescos estaremos ingiriendo una gran cantidad de azúcares que pasan por nuestra boca; por lo que lo ideal sería lavarse los dientes también en estas situaciones.

 

Y no solamente después de beber. Si picamos cualquier cosa entre horas, estamos comiendo y por tanto se hace necesaria esa nueva higiene, esperando unos minutos entre la ingesta y el cepillado para que el pH de la saliva se estabilice. Para no tener que cepillarse los dientes constantemente lo mejor es elegir snacks que sean saludables como zanahoria o manzana y evitar los dulces o las golosinas.

 

Hay que marcarse una rutina de higiene

De poco sirve usar seda dental un día si sólo lo hacemos de manera esporádica. Del mismo modo en que mantenemos una higiene para otras partes de nuestro cuerpo, deberíamos cuidar la de nuestra boca. Es muy importante concienciarse en este sentido.

 

Lifestyle