En la búsqueda de un remedio para dormir

En la búsqueda de un remedio para dormir

Trucos que contribuyen al buen descanso

 

Ocurre con mayor frecuencia de lo que pensamos. Hay muchas personas que tienen dificultades para conciliar el sueño y las razones pueden ser muy diversas, por eso la solución depende de cada caso concreto.

 

A algunas personas les funcionan los remedios naturales como la valeriana, la pasiflora o la manzanilla. Éste debe ser el primer estadio, probar con soluciones de naturaleza natural. La valeriana tiene un efecto tranquilizante, por lo que al reducir el nivel de ansiedad contribuye a conciliar el sueño. La manzanilla también relaja y ayuda a encontrar remedio al insomnio, además de aportar otros beneficios para la salud como contribuir a realizar una buena digestión o colaborar a combatir la diabetes.

 

La pasiflora por su parte es una planta muy utilizada contra el insomnio y los trastornos del sistema nervioso. Tiene una acción sedante que ayuda a prolongar el sueño. Lo mejor es consultar en la farmacia acerca de estos remedios, que se pueden presentar en diferentes formas.

Pasar al siguiente nivel

Si esto no fuese suficiente, entonces podemos probar con medicamentos que también pueden suministrarnos en la farmacia y que no precisan de receta médica. Son aquellos en cuya composición domina la melatonina o la doxilamina.

 

En el supuesto de que se necesite una ayuda de mayor intensidad porque estos dos niveles no han funcionado es el momento de consultar al médico para tomar otro tipo de hipnóticos y sedantes que sí se venden solamente con receta. Pero este debería ser el último recurso cuando lo demás no ha funcionado.

Dormir es una acción que también tiene su ritual

Como tantas otras que realizamos a lo largo del día. Porque cuidar de mantener una rutina de buenos hábitos contribuye a la calidad del sueño. Por ejemplo vigilar la alimentación es importante, en concreto no realizar cenas pesadas y dejar un espacio suficiente para hacer la digestión entre la cena y el momento de meterse en la cama.

 

El ejercicio físico tiene también una importancia que subestimamos. Una actividad física diaria regula nuestro organismo y contribuye a que realmente necesitemos recuperar fuerzas con un sueño reparador. No obstante, en el caso de no poder conciliar el sueño con facilidad se deberían practicar algunas técnicas de relajación justo antes de dormir, en una búsqueda por evitar tener que recurrir a los medicamentos de manera prolongada.

Lifestyle