Contribuye a luchar contra el cambio climático

Contribuye a luchar contra el cambio climático

Luchar contra el cambio climático es tarea de todos, solo necesitamos hacer pequeños gestos en nuestro día a día para marcar la diferencia

 

Para luchar contra el cambio climático es necesario que cambiemos algunos hábitos que, aunque son comunes, son muy perjudiciales. Por ello, te recomendamos que sigas los siguientes consejos para contribuir a mejorar nuestro futuro.

 

  • Hay que reducir las emisiones

La primera forma en la que puedes ayudar a luchar contra el cambio climático es apostando por medios de transporte sostenibles y públicos en lugar de los coches privados. Estos últimos años han crecido los usuarios de bicicletas, patinetes eléctricos y aplicaciones para compartir coche, además de reacondicionar las ciudades con más tramos exclusivos para peatones y carriles bici. Para recorrer largas distancias, lo más sostenible es el tren, ya que el avión es causante de gran parte de las emisiones de CO2 emitidas a la atmósfera.

 

  • Ahorro energético

Pequeños gestos como no dejar el televisor y el ordenador enchufados mientras no se usan también ayudará a luchar contra el cambio climático. Nos hará ahorrar hasta un 40% de la energía que consume en modo de espera, por eso no es necesario hacer ese gasto si tan sólo los usamos 2 o 3 horas al día. Al igual ocurre con los cargadores, que aunque no estén conectados al dispositivo sigue consumiendo electricidad mientras esté enchufado.

Si tienes calefacción central o aire acondicionado no te olvides de ajustar siempre el termostato.

 

  • Los electrodomésticos también gastan mucha energía

Hay simples gestos que nos ayudan a ahorrar energía, como tapar la cazuela mientras cocinas. Las ollas a presión y las vaporeras son las mejores opciones, ya que ahorran un 70% de energía.

Usa la lavadora y el lavavajillas sólo cuando estén totalmente llenos o usa programas económicos. Actualmente la mayoría de estos electrodomésticos cuentan con un modo de ahorro energético por lo que no dudes en usarlos. No hace falta poner una temperatura alta, ya que los detergentes son eficaces aun en bajas temperaturas.

Un truco para luchar contra el cambio climático que no supondrá esfuerzo es colocar el frigorífico y congelador alejados de los fogones o caldera. Si se encuentran cerca, consumirán mucha más energía. Al igual que no debes poner en la nevera alimentos calientes o templados, porque si los dejas enfriar primero ahorrarás energía.

 

  • Reemplaza tus bombillas

Si cambias una bombilla tradicional por una de bajo consumo ahorrarás más de 45 kg de dióxido de carbono al año. Aunque las bombillas de bajo consumo son más caras a su vez son más económicas a lo largo de su vida útil. Esto es debido a que puede aminorar hasta en 60€ los gastos de electricidad.

 

  • Aprende las tres “R”

Reducir, reutilizar y reciclar serán los aliados para luchar contra el cambio climático.

Debemos no sucumbir al consumismo compulsivo. Practica a comprar con cabeza, sólo lo necesario y buscando una alternativa más ecológica siempre que te sea posible. Reduce todo lo que puedas el uso de plásticos y objetos de un solo uso. Asimismo, usa bolsas de tela o reutilizables en lugar de las de plástico, por ejemplo.

Podemos aprovechar las tiendas o plataformas de segunda mano para deshacerte de lo que ya no usas o para aprovechar algo que otra persona ha desechado. De esta forma ahorras dinero y reduces el consumo, al igual que es buena idea el intercambio tan popular en otros países.

 

  • Revisa tu dieta

Si reducimos el consumo de carnes podemos ayudar a luchar contra el medio ambiente. Esto se debe a que la ganadería es un sector muy contaminante.

Compra productos de proximidad y de temporada, lee las etiquetas y adquiere preferiblemente aquellos que tengan un origen más cercano. Si evitamos las importaciones, reducimos las emisiones extras que suponen el transporte de mercancías. Intenta consumir más productos ecológicos o con certificado bio, ya que en su producción se usan menos pesticidas y químicos.

 

  • No abuses del agua caliente

¿Sabías que es necesaria una gran cantidad de energía para calentar agua? Instalar un regulador de caudal del agua en la ducha ayudará a evitar la emisión de dióxido de carbono.

Prueba a lavar con agua fría o tibia, así ahorrarás agua caliente y gastarás hasta cuatro veces menos energía si en vez de un baño te das una ducha. Al igual que debes cerrar el grifo mientras te lavas los dientes. Asegúrate de que tus grifos no gotean, ya que pueden hacer perder en un mes el agua suficiente para llenar una bañera.

 

  • Usa las energías renovables

Finalmente, otra forma de luchar contra el cambio climático es escoger una energía verde y promover la generación de energías renovables como la solar, eólica, hidráulica… Si te es posible, aprovecha e instala unas placas solares en el tejado, o haz un jardín en el mismo para mantener una temperatura más estable en el interior. Además, aprovecha y adquiere un coche eléctrico cuando decidas cambiar el actual.

Lifestyle